¿Cómo AHORRAR EN TU VIAJE EN PAREJA 2021?

¿Cómo AHORRAR EN TU VIAJE EN PAREJA? 7 CONSEJOS PARA NO DERROCHAR EN TUS VIAJES

Desde Turismo en Pareja queremos compartir con vosotros y vosotras algunos consejos y tips que utilizamos para planificar, ajustar y controlar el presupuesto antes y durante nuestros viajes.

  • Si tienes previsto viajar, especialmente si es a un país extranjero, o vas a requerir de tren, avión, ferry u otro transporte público de largo recorrido, realiza tus reservas con la máxima antelación. Si reservas estos servicios con al menos 90 días de antelación es muy probable que disfrutes de interesantes ofertas, aún más en estos tiempos covid/postcovid.

La otra opción económica sería realizar tus reservas en el último momento, esto es, literalmente el último día, circunstancia que personalmente no recomiendo, por su inseguridad y problemática asociada, a excepción de un par de destinos que comentaremos ya de forma más detallada en otra entrada 😉.

  • Ajusta tu destino de viaje al presupuesto. Esto es, dedica unos minutos a consultar si tu destino tiene un nivel de vida o unos costes determinados ajustados a lo que quieres que cueste tu viaje, ahórrate disgustos. No será la primera vez que una escapada de ensueño se echa a perder por gastos no planificados.

No sólo prestes atención al alojamiento, un viaje de una o dos semanas te va a requerir asumir unos gastos derivados de comidas, transporte, gasto en museos, visitas guiadas y/o vida cultural. Y a la inversa, si quieres ahorrar busca destinas cuyo alojamiento, comida y nivel socioeconómico sea adecuado a tu previsión de gasto. En otro momento, realizaremos una entrada específica dedicada a mejores destinos en España y Europa para parejas, adaptados a estos parámetros de ahorro que comentamos.

  • Planifica tus gastos en transporte: Más allá de los gastos derivados del avión, el tren o la gasolina, todos sabemos que una fuente importante de los gastos de cualquier viaje, lo constituyen los taxis y otros transportes que muchas veces no planificamos lo suficiente. Si hay una opción cómoda y factible para coger un bus o un metro barato a una hora razonable, úsala.

Si la naturaleza de vuestro viaje lo requiere, puede merecer la pena alquilar un coche. De cualquier modo, tendrás que planificarlo.

Desde luego, no improvises en el aeropuerto.

  • Planifica tus gastos en comida y alimentación: No te dejes llevar por la improvisación o la apetencia momentánea, al menos de forma general. Queremos decir, está bien dejarse llevar por la situación algunas veces, pero estas actitudes no pueden constituir las practicas generales durante nuestra escapada si queremos llevar un control y una planificación ajustada y razonable de los gastos de nuestro viaje. Si consigues planificar cuando comer con antelación y donde, normalmente conseguirás controlar y reducir tus gastos en este concepto ostensiblemente.
  • Contrata un seguro de viaje más barato: Si, por el número de viajes que realizas, crees que lo necesitas, contrata una póliza de seguro de viaje anual. Es más barato que contratarla individualmente para un solo viaje. Además, te da cobertura para más de un desplazamiento en el año de validez.
  • Visita los museos los días de entrada gratuita: Hay muchos países en los que los museos no son gratis (desgraciadamente), pero sí que ofrecen un día de puertas abiertas a la semana en el que puedes visitarlo sin pagar entrada. Solo es cuestión de consultar la guía de viajes o la página web del museo para enterarse de cuándo vas a poder entrar sin pagar.
  • Ahorrar con el cambio de dinero si viajas fuera de tu país: El aeropuerto no es el mejor sitio para cambiar tu divisa. En realidad, es uno de los sitios donde el cambio de compra va a ser más bajo, seguro. Es decir, por cada euro, o moneda de nuestro país recibiremos menos moneda extranjera, lo que nos supondrá directamente una pérdida.

No es ninguna locura acudir a las casas de cambio de las zonas más transitadas. Es, sin lugar a dudas el sitio perfecto para cambiar durante el viaje, porque es donde podremos realizar un mejor ajuste de la transacción y obtener un mayor beneficio. Suelen ofrecer la operación sin comisiones y puede resultar un gran ahorro. Es importante no acudir al primer establecimiento que veamos, puede que no sea el más barato y tenemos la suerte de que en las zonas con gran afluencia de turistas podemos encontrar prácticamente uno en cada esquina. Pagar con tarjeta y los gastos pequeños al contado, es también una idea genial cuando sea posible, para monitorizar y controlar nuestros gastos sin sorpresas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: